SERVICIOS

DERECHO CORPORATIVO

Jurídicos

PROCESOS DE CONCILIACIÓN DE LEY 640

La conciliación es un mecanismo alternativo de solución de conflictos por medio del cual dos o más personas gestionan la solución directa de sus diferencias, con la ayuda de un tercero neutral y calificado (diferente al juez) denominado conciliador.
Las personas jurídicas de derecho público por medio de sus representantes legales o por conducto de apoderado podrán conciliar (extrajudicialmente) total o parcialmente, sobre conflictos de carácter particular y contenido económico de que pueda conocer la jurisdicción de lo contencioso administrativo a través de las acciones previstas en los artículos 85 , 86 y 87 del Código Contencioso Administrativo.

Las características esenciales que informan la conciliación son las siguientes:
a) La conciliación es un mecanismo útil para la solución de los conflictos.
b) Es un instrumento de autocomposición de un conflicto, por la voluntad concertada o el consenso de las partes.
c) La conciliación extrajudicial constituye una actividad preventiva, en la medida en que busca la solución del conflicto antes de acudir a la vía procesal.
d) La conciliación no tiene en estricto sentido el carácter de actividad judicial ni da lugar a un proceso jurisdiccional porque el conciliador (agente del Ministerio Público), no interviene para imponer a las partes la solución del conflicto en virtud de una decisión autónoma e innovadora; sin embargo, el acuerdo conciliatorio requiere aprobación judicial.
e) La conciliación tiene un ámbito que se extiende a todos aquellos conflictos susceptibles, en principio, de ser negociados, o en relación con personas cuya capacidad de transacción no se encuentre limitada por el ordenamiento jurídico.
f) La conciliación es el resultado de una actuación que se encuentra reglada por el legislador.

Procesos de conciliación de ley 640

CONTÁCTANOS

PARA ESTOS SERVICIOS